sábado, septiembre 24, 2022
Montaje de instalaciones caninas y Residencias caninas

Cómo preparar un acuario y ponerlo en marcha

Cada vez más nos metemos de lleno en el mundo de los acuarios, y si has visitado la sección que dedicamos a los productos y accesorios para peces de nuestra tienda, comprobarás que el mundo marino es una de nuestras especialidades, y por eso, hoy queremos darte unos consejos para que sepas cómo preparar un acuario.

A menudo caemos en muchos errores con el mundo animal. Muchos. Es muy difícil lograr entender qué nos quieren decir nuestras mascotas, qué necesidades tienen o si tienen algún problema concreto de salud, simplemente.

Lo poco o mucho que sabemos lo debemos a años y años de estudio por parte de la raza humana, de aquellos amantes (y a veces no tanto) de los animales que dedicaron su vida al estudio de una especie. Pero concretamente, con nuestros silenciosos compañeros los peces, cometemos el principal error de subestimar sus necesidades.

Estas pequeñas mascotas, si hablamos de un usuario medio que disfruta de la acuariofilia como hobby, tienen necesidades muy concretas, tales como un entorno muy cuidado, una temperatura específica, un nivel de estrés controlado, comida…

Para los no iniciados, a grandes rasgos, la acuariofilia es la “afición a la cría de peces y otros organismos acuáticos en acuario, bajo condiciones controladas”, y precisamente son esas condiciones las que debemos tener muy en cuenta y algunas de las que a continuación, desde CiberMascotas queremos abordar en sus inicios, dando a conocer algunas de las necesidades básicas que necesitaremos para poner en marcha en casa nuestro acuario.

Pasos a tener en cuenta a la hora de preparar nuestro acuario en casa

Todo el entorno artificial que debemos crear para nuestros peces es, precisamente, en función a las necesidades de los mismos, por lo que primero debemos conocer qué tipo, por ejemplo de agua salada o de agua dulce, de agua fría o agua caliente, etc.

Una vez lo tenemos claro, comenzamos el primer proceso, el tratamiento del agua. Con la temperatura adecuada para nuestros futuros amigos, añadimos primero un acondicionador de agua en la medida estipulada y, posteriormente (1 hora aproximada en función al tamaño/litros), añadimos bacterias.

Realmente, dichas bacterias tienen el objetivo de motivar el desarrollo de las plantas, acelerándolo, por lo que este proceso puede utilizarse también cuando ya tenemos nuestro acuario en pleno funcionamiento y necesitamos regenerar el paisaje plantar. En cualquier caso, si respetamos el periodo de ciclado, no deberíamos tener problema.

Siguiendo con el cuidadoso procedimiento, a los dos días de las recomendables bacterias, ya podremos comenzar a introducir plantas naturales para conformar el hábitat de nuestros futuros escamados. Tras tener todo esto a punto, NO SE TE OCURRA METER TODAVÍA TUS PECES. Debemos esperar cerca de un mes para ello y, llegado el momento, meterlos progresivamente.

Introduciendo los peces en el acuario

Como hemos dicho al comienzo del post, debemos tener en cuenta aspectos como el tipo de peces que queremos tener en nuestro acuario, algo que marcará, entre otras cosas, la temperatura del agua. Para ello, es esencial disponer de un calentador y un termostato, que conseguirá mantener a los moradores a los grados adecuados para el desarrollo natural de sus vidas. En este punto, CiberMascotas quiere remarcar la importancia de este punto, ya que todo el trabajo anterior y el desarrollo simulado de su hábitat no tendría sentido:

–           Entre 24º y 26º para peces tropicales.

–           Entre 18º y 22º para peces de agua fría.

Una vez tenemos el interior del acuario acondicionado, y el agua con su temperatura y protecciones adecuadas, es el momento de introducir a los peces, con su correspondiente aclimatación. En este proceso tenemos como objetivo equiparar las temperaturas, por lo que podremos introducir la bolsa con los peces en el acuario, dejándola flotar sin que entre agua aproximadamente 15 minutos.

Después, debemos ir introduciendo un vaso de agua del acuario cada 5-10 minutos hasta que la bolsa esté llena en ¾ partes (o unos 40 minutos). Para finalizar, traspasar los animales con una red es la forma más adecuada, evitando así cualquier contaminación del agua de la tienda de animales al agua recién acondicionada de nuestro acuario.

¿Quieres empezar en el maravilloso mundo de la acuariofilia? Esperamos haberte ayudado a poner en marcha tu acuario y, desde CiberMascotas, no queremos irnos sin darte un par de consejos generales a la hora de comenzar a meter vida en el hábitat creado:

1. Elige peces con unas condiciones de mantenimiento adecuadas y sencillas para iniciarte (Guppyes, Mollys o Xyphos, por ejemplo)

2. Comienza con una pareja de peces si tu acuario es de no más de 60 litros y entre dos y tres parejas si supera esta cifra.

3. Posteriormente, puedes ir introduciendo nuevos “vecinos” pero de manera paulatina. Aun así, es importante NO superpoblar el acuario.

Ya tienes a los pequeñines en las mejores condiciones posibles, disfruta, pero no los descuides. A pesar de no requerir tres paseos diarios, necesitan de muchos cuidados por nuestra parte…

CiberMascotas
Conocemos a tus mascotas

Seguro que también te interesa...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último...