jueves, agosto 18, 2022
Montaje de instalaciones caninas y Residencias caninas

¿Cómo llevar a cabo el “Ciclado” de tu nuevo acuario y su mantenimiento?

Estamos aquí un viernes más para hablar sobre los acuarios. Y es que no hace mucho que ya pasamos por esta sección para comentaros las bondades de estos habitáculos que albergan a nuestros pequeños amigos escamados y conocer algunos consejos básicos para comenzar a poner en marcha su zona de confort.

Pero tras darle algunas vueltas hemos pensado que, de nada sirve que pongáis en marcha vuestro propio acuario si tardamos demasiado tiempo en daros algunos consejos básicos para su mantenimiento.

Ya sabemos que las prisas no son buenas consejeras en estos menesteres, pero tampoco queremos veros con vuestro acuario a la temperatura adecuada, plantas naturales, comida para vuestros pequeñas mascotas y el proceso de ciclado listo… ¡pero sin peces!

Pues en este artículo pretendemos daros a conocer qué es el proceso de ciclado de un acuario y cómo realizarlo de manera correcta.

¿Qué es el ciclado? Seguro que es la palabra que más te ha llamado la atención

Para comenzar, debemos hacer una distinción a la hora de ciclar un acuario, ya que puede realizarse con peces o sin ellos. Si tenemos que posicionarnos por alguna preferencia, desde CiberMascotas casi siempre aconsejamos hacerlo sin que los animales interfieran en el proceso, es una opción más segura para ellos si la persona que va a realizar el ciclado es inexperta.

¿Los motivos? En próximas entregas veremos cómo hacer un ciclado con peces, pero de momento, vamos a centrar nuestras energías en conocer el proceso más lento y que requiere más paciencia, pero también el más seguro

Podemos considerar el ciclado de un acuario como el tiempo y el proceso por el cual conseguimos las condiciones óptimas para la supervivencia de los seres vivos que habitarán en dicho acuario. En ese proceso, conseguiremos la reproducción de bacterias beneficiosas que harán las funciones de reciclado de sustancias tóxicas nitrogenadas.

Así, los peces pueden sobrevivir gracias a la limpieza de nitritos y amoniaco producidos por la respiración  y descomposición de los restos de comida y excrementos. Es un proceso cíclico que permite mantener el hábitat de los peces limpio ya que, a diferencia de otros animales de compañía, no podemos sacarlos a pasear ni enseñarles ningún tipo de conducta, lo que por lógica natural, estos animales respiran, crecen, comen, defecan… en el mismo lugar.

Para no entrar en tecnicismos y hacer más viables y sencillos los comienzos, vamos a explicar uno de los procesos de ciclado más asequibles y fáciles de entender. De esta manera, el objetivo es fomentar la colonia de bacterias nitrificantes, para lo que tenemos dos opciones:

Añade amoniaco

Este producto será una fuente de alimentación para estas bacterias, lo que favorecerá su desarrollo. Aunque es un método rápido, hay que estar seguro de añadir cantidades correctas, en este caso entre 3 y 5% de amoniaco (Ejemplo: 5 mililitros al día por cada 100 litros de agua), siendo muy importante que sea amoniaco puro, sin ningún tipo de producto extra ni aditivo.

Este proceso puede durar unos diez días o algo menos, dependiendo de la concentración de amoniaco (de 5 a 7,5mg/litro). Este proceso, si se hace de manera correcta y con amoniaco puro, es más rápido.

Añade comida para peces

Ésta es una fórmula más natural, y por tanto, más lenta para conseguir nuestro objetivo. Con un poco de comida al día en nuestro acuario (sin peces), conseguiremos el efecto deseado mediante la descomposición, la cual producirá amoniaco y por consiguiente bacterias nitrificantes que reciclarán sustancias tóxicas nitrogenadas.

Para que consigamos los niveles mínimos de amoniaco, se estima una proporción diaria de entre 3 y 5 escamas de comida diarias para una media de 80 litros de agua (entre 70 y 100 litros e ir introduciendo la cantidad de comida proporcionada).

Tanto con este método como con el anterior, en CiberMascotas te instamos a pedir consejo a tu profesional de confianza. De esta manera podrás tener total seguridad a la hora de conseguir las condiciones óptimas para tu mascota y podrá facilitarte los test oportunos para la concentración de amoniaco o nitritos.

¿Ya puedo disfrutar de mi acuario?

Como siempre hemos dicho, el proceso de ciclado (y en general poder disfrutar de nuestro acuario) es lento y debemos tener en cuenta muchas recomendaciones.

En cuanto al tiempo, es variable en función a la opción que elijamos, pero en cualquier caso los tiempos generales están considerados entre 20 y 30 días. Una vez está todo listo, y como todo cuidado y precaución es poca, podemos hacer diferentes test y pruebas del agua como la del PH o GH, pudiendo así conocer mejor el tipo de peces que debemos meter en nuestro acuario.

A partir de aquí, es conveniente introducir los ejemplares poco a poco, teniendo en cuenta las especies más indicadas para las condiciones y menos delicadas. Al final conseguiremos un equilibrio adecuado, evitando por todos los medios la superpoblación y dándole a nuestros amigos las condiciones que se merecen.

No te vayas muy lejos, ¡nos vemos pronto!

CiberMascotas
Conocemos a tus mascotas

Seguro que también te interesa...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último...